Jun
7

¿Qué es la Espondilitis Anquilosante?

Posted by admin Comments (0)

“Anquilosante” significa “agarrotado” o “rígido”, “espóndil” quiere decir “columna vertebral” e “itis” significa inflamación. Es un tipo de artritis que afecta a la columna vertebral y a las articulaciones grandes. Ocasiona inflamación, dolor y rigidez. Es capaz de erosionar la articulación sacroilíaca existente entre la columna vertebral y el hueso de la cadera y puede producir la formación de puentes óseos entre las vértebras de la columna, de manera que esos huesos queden fusionados. También pueden fusionarse los huesos del tórax.

¿Cuál es la causa de la Espondilitis Anquilosante?

Algunos investigadores le atribuyen cierto origen genético. Un gen denominado HLA-B27 se presenta en la gran mayoría de los pacientes, Sin embargo; muchas personas con el gen HLA-B27 no la padecen. En realidad no se conocen causas precisas de esta enfermedad.

¿A quiénes afecta la Espondilitis Anquilosante?

La espondilitis anquilosante, es más frecuente entre la gente joven, de 17 a 35 años de edad.

¿Cuáles son los síntomas de la Espondilitis Anquilosante?

Los síntomas tienden a aparecer y desaparecer por períodos de tiempo. A continuación, se enumeran los síntomas más frecuentes:

  • Dolor de espalda, que suele ser más intenso durante el descanso nocturno.
  • Rigidez matutina.
  • El paciente puede adoptar una posición encorvada como reacción al dolor de espalda. Al inclinarse hacia delante el dolor tiende a disminuir.
  • Columna vertebral rígida e inflexible.
  • Si las articulaciones entre las costillas y la columna vertebral están afectadas presentará dificultad para respirar, probable pérdida del apetito, pérdida de peso, fatiga, fiebre, anemia, dolor en las articulaciones, leve inflamación de los ojos, daño de algunos órganos, como el corazón, los pulmones y los ojos.

Los síntomas de la Espondilitis Anquilosante pueden parecerse a los de otras afecciones reumáticas.

¿Cómo se diagnostica la Espondilitis Anquilosante?

Además del examen físico y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar la espondilitis anquilosante pueden incluir los siguientes:

  • Rayos X.
  • Velocidad de Sedimentación Globular.
  • Exámenes Genéticos.
  • Biopsia de los Nódulos.
  • Escáner de Huesos.
  • Electromiografía.
  • Exámenes de Sangre: Para confirmar o eliminar la posibilidad de otras patologías o para detectar posibles bacterias.
  • Exámenes de Esputo, del líquido cefalorraquídeo y de orina para detectar bacterias y encontrar probable infección.
  • Fisioterapia.
  • Imágenes por Resonancia Magnética.

¿Cuál es el  tratamiento de la Espondilitis Anquilosante?

El tratamiento específico de la Espondilitis Anquilosante será determinado por  el especialista, basándose en lo siguiente:

  • La edad, el estado general de salud y los antecedentes médicos del paciente.
  • Los síntomas, gravedad, avance, pronóstico o expectativas del trastorno.
  • La tolerancia del paciente a determinados medicamentos, procedimientos médicos, terapias y dietas.

No existe cura para la Espondilitis Anquilosante. Sin embargo, si se tratan los síntomas rápida y enérgicamente, es posible atenuar, e incluso prevenir, la incapacidad a largo plazo. El propósito del tratamiento es disminuir el dolor, la rigidez, prevenir las deformidades, mantener  un estilo de vida normal y si es posible mantener la actividad normal del paciente. El tratamiento puede incluir:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides para disminuir el dolor y la inflamación.
  • El uso de corticosteroides durante períodos cortos para disminuir la inflamación
  • El uso de relajantes musculares y medicamentos para el dolor durante períodos cortos afín  de eliminar el dolor severo y los espasmos musculares.
  • Cirugía para reemplazar una articulación, colocar varillas en la columna o extraer parte de los huesos engrosados y endurecidos.
  • Adoptar y mantener posturas correctas.
  • Hacer ejercicio de forma regular que incluya movimientos para fortalecer los músculos de la espalda. La natación podría resultar excelente.
  • Dieta – terapia individualizada con suplementos alimenticios ricos en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales. Para eliminar la Anemia se recomienda Hierro Tonic, Nutriliv, Biotón C, Complex P.

Para conocer del tratamiento de clic aquí.

Conozca nuestro producto Sunrise

Conozca nuestro producto Sunset

Para comprar o adquirir la membresía (join now) de clic aquí

Vision gral. de la empresa

Oportunidad de Negocios

Mercado Directo

1. Dream car
2. Dream car
3. Dream car
4. Dream car
5. Dream car
6. Dream car
7. Dream car
8. Dream car
9. Dream car
10. Dream car

Luis Daniel Cardenas Miranda

Agregueme en facebook para más detalles
whatsup: 667 169 5545, tel. 01 667 753 2898 Oportunidad de Negocios 667 169 5545

Categories: general
Jun
1

Artrosis u Osteoartritis

Posted by admin Comments (0)

Sistema Óseo.

 El hueso es un tejido celular vivo que cambia y envejece en el transcurso del tiempo, por lo que debe alimentarse para estar en buenas condiciones, de lo cual se encargan los osteolitos, que son células óseas distribuidas en el tejido óseo. La remodelación es el proceso continuo de destrucción del tejido viejo y de creación del nuevo tejido. La remodelación ósea es llevada a cabo por los osteoclastos que son células encargadas de la destrucción del tejido viejo y los osteoblastos que construyen el nuevo. Se estima que cada 7 años se concluye la renovación total de esqueleto. Después de los cuarenta años los osteoclastos son los que se comportan más activos, esto explica por qué las personas se achican a medida que envejecen. Por lo anterior para retardar el deterioro de huesos es indispensable suministrarles los nutrientes  que participan en la creación de células nuevas, mismos que constituyen su naturaleza distintiva.

La función de soporte del esqueleto es muy obvia principalmente en las extremidades inferiores, los músculos se ligan a los huesos por tendones y ligamentos para constituir la estructura de soporte que sostiene, da movilidad, fuerza y elasticidad al cuerpo, esta se ve disminuida con la edad y afectada por algunas enfermedades reumáticas como la artrosis u osteoartritis. Las articulaciones entre los huesos desempeñan un papel muy importante, fundamentalmente en la locomoción. Es importante saber que el tendón está compuesto principalmente por elastina y colágeno el cual representa el 70% de su peso total, contenidos en una matriz gelatinosa de agua – proteoglicanos. Además de los tendones, el colágeno es una proteína,  ingrediente de muchos tejidos conectivos, incluyendo los huesos, los cartílagos y la piel, también es un constituyente de membranas especializadas que rodean y separan grupos de células y órganos. Una de las razones por las que aparece la Artritis es porque las articulaciones comienzan a producir una cantidad excesiva de enzimas que quiebran el colágeno. La estructura de los huesos también se deteriora, haciéndose estos muy frágiles. Debido a su importante rol en el envejecimiento, el colágeno se ha constituido en el centro de una multimillonaria industria.

 

¿Qué es la Artrosis u Osteoartritis?

Es la forma más frecuente de Artritis, es una enfermedad crónica degenerativa de las articulaciones que afecta principalmente a los adultos de edad media y a los ancianos. La Osteoartritis se caracteriza por la desintegración del cartílago articular y el hueso adyacente en el cuello, la parte baja de la espalda, las rodillas y, o los dedos de las manos. Esta enfermedad recibe también los nombres de Artritis Degenerativa y de Enfermedad Articular Degenerativa. A medida que el cartílago se va desgastando, los extremos de los huesos se hacen más densos, formando crecimientos óseos o espolones que interfieren con el movimiento de la articulación. Además, trocitos de hueso y de cartílago pueden flotar en el espacio articular, y se pueden formar quistes llenos de líquido que limitan la movilidad de la articulación.

¿Cuál es la causa de la Artrosis u Osteoartritis?

Existen varios factores de riesgo asociados con la Osteoartritis, entre los que se incluyen los siguientes:

  • La herencia: Los defectos leves de las articulaciones, las articulaciones dobles (laxitud) y los defectos genéticos pueden contribuir al desarrollo de la Osteoartritis.
  • La obesidad: El exceso de peso puede, con el tiempo, suponer un estrés excesivo sobre algunas articulaciones, como por ejemplo las rodillas.
  • Las lesiones o el uso excesivo: Una lesión importante en una articulación, por ejemplo la rodilla, puede producir Osteoartritis a la larga. Las lesiones pueden aparecer también como consecuencia del uso excesivo o del uso inadecuado de forma repetida durante un periodo largo de tiempo. 
  • La desnutrición: La carencia de vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, proteínas, hidratos de carbono, etc. prolongada puede facilitar la Artrosis o Osteoartritis.
  • La intolerancia hacia algunos alimentos principalmente procesados, con colorantes, saborizantes sintéticos, conservadores, sodio o sal
  • Alteraciones metabólicas: La fabricación excesiva de enzimas o la disminución en la producción hormonal.

¿Cuáles son los síntomas de la Artrosis u Osteoartritis?

  • El síntoma más frecuente de la Osteoartritis es el dolor articular tras el exceso de utilización o la inactividad prolongada de la articulación. Las articulaciones que con mayor frecuencia resultan afectadas son las de la cadera, las rodillas, los dedos de las manos, los pies y la columna vertebral. Generalmente, los síntomas de la osteoartritis van progresando lentamente con el paso de los años. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la osteoartritis. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:
  • Dolor en las articulaciones.
  • Rigidez de las articulaciones, especialmente tras un período de sueño o de inactividad.
  • Limitación del movimiento de la articulación a medida que progresa la enfermedad.
  • Crujido de las articulaciones al moverlas, en las fases más avanzadas de la osteoartritis a medida que el cartílago se va desgastando.
  • Dolor de espalda.
  • Adormecimiento.
  • Debilidad en un brazo o en una pierna en las fases más avanzadas.

¿Cómo se diagnostica la Artrosis u Osteoartritis?

Los síntomas de la Osteoartritis pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas reumáticos. El diagnóstico de la Osteoartritis se suele confirmar basándose en un examen y en la historia médica completa. El examen físico puede incluir lo siguiente:

  • Densitometría Ósea.
  • Rayos X.
  • Aspiración de la articulación. Consiste en extraer una muestra del líquido de la Bursa inflamada para descartar que la causa pueda ser Gota o una infección.

¿Cuál es el tratamiento de la Artrosis u Osteoartritis?

El tratamiento de la Osteoartritis pretende reducir el dolor, la rigidez de la articulación y mejorar la movilidad de la misma. El tratamiento específico de la Osteoartritis será determinado por el especialista basándose en:

  • Su estado general y su historia médica.
  • Que tan avanzada está la condición.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir lo siguiente: 

  • La gimnasia aeróbica regular y los ejercicios de estiramiento y el fortalecimiento puede ayudar a aliviar los síntomas de esta enfermedad.
  • Aplicar calor sobre la articulación afectada puede ayudar a aliviar el dolor.
  • La fisioterapia y la terapia ocupacional pueden ayudar a reducir el dolor, a mejorar su flexibilidad y a reducir esfuerzos excesivos.
  • Mantener el peso adecuado o adelgazar puede ayudar a evitar o reducir los síntomas de la osteoartritis.
  • Los medicamentos para síntomas específicos pueden incluir los calmantes del dolor, en capsulas, inyecciones, en ungüentos o cremas y los medicamentos antiinflamatorios si existe inflamación.
  • Inyección de líquidos espesos en el interior de las articulaciones, para imitar a los líquidos naturales.
  • A veces es necesaria la cirugía para reparar o sustituir una articulación gravemente dañada.
  • Dieta – terapia principalmente con alimentos ricos en calcio con suplementos alimenticios ricos en vitaminas, como el complejo B, especialmente la B6, vitamina D, vitamina C y minerales como el calcio, selenio, fosforo, hierro, magnesio, azufre, con miras a prevenir problemas óseos y articulares. Es recomendable mejorar el PH, evitando un medio ambiente en exceso ácido. Los ayunos programados debidamente recomendados por el especialista complementados con los líquidos nutritivos requeridos por el organismo, pueden ayudar a desaparecer la inflamación, el dolor, el cansancio y la rigidez, tal vez algunas alergias provocadas por intolerancia a determinados alimentos.
  • Se recomiendan los siguientes suplementos alimenticios con el propósito de fortalecer huesos y prevenir Artritis:

Sunset; Sunrise y “el triangulo de la salud”.

 

Para conocer del tratamiento de clic aquí.

Conozca nuestro producto Sunrise

Conozca nuestro producto Sunset

Para comprar o adquirir la membresía (join now) de clic aquí

Vision gral. de la empresa

Oportunidad de Negocios

Mercado Directo

1. Dream car
2. Dream car
3. Dream car
4. Dream car
5. Dream car
6. Dream car
7. Dream car
8. Dream car
9. Dream car
10. Dream car

Luis Daniel Cardenas Miranda

Agregueme en facebook para más detalles
whatsup: 667 169 5545, tel. 01 667 753 2898 Oportunidad de Negocios 667 169 5545

Categories: Uncategorized